Peligros que asechan los trabajadores de servicios públicos que podrían provocar lesiones graves

Comparte en: 

Llámanos

(833) TU-EQUIPO
(833) 883 - 7847

Aunque el trabajo que realizan los trabajadores de servicios públicos para garantizar que los hogares tengan gas y electricidad son necesarios e importantes, el público en general los pasa por alto. Desafortunadamente, es esta falta de atención lo que a menudo pone en riesgo a estas personas.

Revisando los peligros que asechan los trabajadores de servicios públicos en sus tareas diarias, descubrimos que es preciso crear conciencia tanto para los trabajadores como para otras personas para prevenir los peligros innecesarios. Cuando los trabajadores de servicios públicos sufren accidentes en el trabajo, tienen derecho a beneficios de compensación para trabajadores para cubrir sus gastos médicos, pero tanto los trabajadores como sus empleadores evitan la situación desde el inicio.

Los peligros que enfrentan los trabajadores públicos son alarmantes

La mayoría de nosotros somos conscientes de que los trabajadores eléctricos tienen trabajos riesgosos. Corren el riesgo de descargas eléctricas y electrocución cada vez que instalan y reparan líneas eléctricas. Al igual que corren el riesgo de caídas desde alturas considerables, ya que trabajan desde grúas de canasta y postes de escalada.

Los trabajadores de las compañías de gas se exponen a sustancias tóxicas y al peligro de explosiones por la naturaleza volátil de varios gases.

No obstante, por peligrosos que sean estas situaciones, no son los accidentes de trabajadores de servicios públicos más frecuentes. Estos son algunos de los incidentes frecuentes:

  • Resbalar, tropezar y caer: los trabajadores de servicios públicos están en diferentes lugares durante todo el día. Se les puede pedir que visiten cualquier lugar debido a su trabajo. Todas estas áreas presentan peligros de tropiezos y caídas. Al caminar por terrenos desconocidos y desiguales, los empleados pueden entrar fácilmente en un agujero, tropezarse con algún artefacto, o deslizarse sobre pasto mojado o aceras húmedas. Aunque puedan no parecer accidentes graves, los empleados pueden acabar con fracturas de extremidades, lesiones en el cráneo, esguinces y distensiones que les impiden cumplir con su trabajo.
  • Accidentes de tráfico: a medida que los trabajadores de servicios públicos se trasladan de un sitio a otro, corren el riesgo de verse involucrados en una colisión con otro vehículo. A pesar de manejar frecuentemente vehículos altamente visibles, el tiempo que los trabajadores pasan en el camino durante sus turnos los expone al riesgo de sufrir un accidente. Las personas que trabajan en la carretera también corren el riesgo de ser impactados por un automóvil que pasa. Estos accidentes pueden terribles.
  • Caídas de escaleras: Es esencial que los empleados de servicios públicos que usan escaleras con frecuencia estén capacitados en su correcto uso para que estén a salvo. Muy frecuentemente, los empleados se apresuran a finalizar un trabajo y no tienen cuidado al momento de usar la escalera. Lo más alarmante es que los trabajadores de servicios públicos deben contar con la más adecuada para el trabajo que realizan. Al instalar una escalera, necesitan una superficie estable y uniforme para colocarse y asegurarse de que los peldaños estén secos y libres de escombros. Una caída incluso de una puede resultar en una lesión devastadora.
  • Lesiones de tejidos blandos: dada la naturaleza física de su trabajo, los empleados están propicios a lesionarse el cartílago, las articulaciones, los ligamentos, los músculos y tendones. Cuando son expuestos a posturas incómodas, repetición, vibración, herramientas mal diseñadas y temperaturas elevadas, o implica doblarse, arrodillarse, torcerse, alcanzar y trabajar por encima; el personal puede sufrir lesionarse los tejidos blandos. Esto podría provocar que sufran trabajando, a veces permanentemente.

Si usted es un trabajador lesionado por su trabajo en Florida, tiene derecho a compensaciones para trabajadores para cubrir sus costos para trabajadores y así cubrir sus costos médicos inmediatos, tratamientos o terapias a largo plazo, salarios perdidos y otros inconvenientes.

Reclamos de compensaciones a trabajadores

Luego de buscar atención médica, el paso más importante después de una lesión en el lugar de trabajo es informarlo a su jefe. Su empleador debe tener formularios de informe de lesiones para usted. No omita este paso importante o puede poner en peligro su caso. Si ha sufrido alguna lesión en el trabajo no dude en contactar a nuestro Equipo Legal para atender a la brevedad posible su caso. Contamos con abogados experimentados para obtener compensaciones adecuadas.

Comparte en: 

También te puede interesar

Ir al contenido